SolidBake es un material laminado a alta presión, formado por capas de fibras de celulosa impregnadas de resinas fenólicas, sometidas a un proceso que consiste en aplicar simultáneamente calor y presión. Esto determina la fluidificación y policondensación de las resinas con el objetivo de conseguir un material homogéneo, no poroso, resistente al fuego y con el acabado superficial que se desea.